Engineered For Your Success
Flottweg News

19.11.2018

75 años de la sede de Vilsbiburg, Alemania

Dr. Georg Bruckmayer fundó en 1932 la fábrica de motores Flottweg Motoren Werke. En 1943, la empresa se traslada de Múnich a Vilsbiburg, localidad situada en la región alemana de Baja Baviera, donde Flottweg produce centrífugas industriales desde hace 75 años (exclusivamente en Vilsbiburg).

75anos Los comienzos de Flottweg en la sede de Vilsbiburg, Alemania

La ingeniería nos acompaña desde nuestros inicios más tempranos: la pasión de Gustav Otto por la tecnología y la ingeniería mecánica, que comenzó en el año 1911 y cuyo relevo tomó Dr. Georg Bruckmayer en 1932, aún hoy entusiasma a más de mil empleados del Grupo Flottweg a nivel mundial.

 

El entusiasmo por la tecnología llevó a Gustav Otto a construir biplanos en el distrito München Nord de Múnich. Posteriormente, Otto lanzó al mercado una bicicleta provista de un motor auxiliar. Esa veloz bicicleta de 2 caballos de potencia supuso el nacimiento del nombre de la marca «Flottweg» (Flott, que significa 'rápido', y Weg, que significa 'camino').

En los tiempos revueltos de la Segunda Guerra Mundial, la empresa se trasladó a Baja Baviera. En aquel momento, además de motocicletas y piezas de precisión, Flottweg producía aviones de caza para el ejército alemán.

Tras la Segunda Guerra Mundial, se prohibió a las empresas alemanas fabricar armamento bélico; para Flottweg, aquello supuso la búsqueda de un nuevo producto que pudiese comercializarse.

En la búsqueda de nuevos productos, esta empresa especialista en piezas de precisión descubrió las centrífugas; desde entonces, Flottweg diseña y construye centrífugas decanter. En 1956 se envió la primera centrífuga Flottweg a la empresa BASF AG, ubicada en Ludwigshafen, Alemania.

 

Flottweg entró rápidamente en el mercado europeo y, en 1984, logró introducirse en Estados Unidos; tras ello, la empresa abrió otras tantas sedes en China, Italia, Rusia, Francia, Australia, México, Brasil, Polonia y Perú. En la actualidad, Flottweg es uno de los tres principales proveedores del mundo en el ámbito de las centrífugas y los separadores.

 

La sede de Vilsbiburg acompaña a Flottweg desde hace ya 75 años, y estamos convencidos de que en el futuro seguiremos produciendo en Alemania y, en particular, en la sede de la región de Landshut: una razón más para celebrar el aniversario como es debido.