Inertización

¿Qué es la inertización? (definición)

La inertización es un proceso relacionado con la protección contra explosiones por el que, con ayuda de gas inerte, se impide la formación de mezclas explosivas.

Los equipos de inertización se emplean en aquellas situaciones donde deba impedirse lo siguiente:

  • la salida de vapores a la atmósfera (contaminación);
  • la entrada de aire en el equipo (oxidación).

Debe evitarse cualquier riesgo de explosión cuando se traten sustancias cuyos vapores formen una mezcla ligeramente inflamable en combinación con el oxígeno del aire. En la práctica, se sustituye el aire con un gas inerte.

¿Qué es un gas inerte?

Los gases inertes son gases incombustibles —también llamados gases de protección— que no reaccionan con el combustible ni favorecen una combustión.

Durante el proceso de inertización, el gas inerte sustituye al oxígeno del aire presente en el equipo, evitando así que se forme una atmósfera explosiva. Por norma general, se utiliza nitrógeno como gas inerte.

El gas inerte se conduce al interior del espacio que deba protegerse frente a explosiones; este gas permite reducir el porcentaje en volumen del oxígeno por debajo de la concentración límite en oxígeno (CLO) o la concentración máxima admisible (CMA) de oxígeno, de modo que la mezcla no puede inflamarse.

Medidas de seguridad al utilizar gases inertes

Al inertizar no debe sobrepasarse la concentración máxima admisible (CMA) de oxígeno en ningún momento. Unos planes de seguridad adecuados garantizan el cumplimiento de la CMA en los equipos que deban protegerse (como centrífugas) durante su funcionamiento normal, así como al ponerlos en marcha y pararlos. A modo de ejemplo, estas medidas de seguridad deben activarse al alcanzarse un umbral de alarma establecido.

Debido a que en los aparatos inertizados existe riesgo de asfixia, deben adoptarse medidas adecuadas de protección personal, entre las que se incluyen las siguientes:

  • medidas de seguridad para evitar que el gas inerte tenga efectos perjudiciales para la salud;
  • medidas para evitar que en el exterior del equipo existan peligros provocados por fugas y un funcionamiento con presión excesiva;
  • medidas de protección para todo el espacio operativo en caso de que se produzcan fugas más grandes.

Ámbitos de aplicación típicos de los equipos de inertización

  • industria química y farmacéutica;
  • en la industria del aceite mineral cuando se trabaja con disolventes orgánicos ligeramente inflamables o con componentes volátiles perjudiciales para la salud;
  • para evitar que se produzca oxidación al tratar productos en la industria alimentaria y de las bebidas, así como aceites comestibles.

Fuente:

[1] Heinz Brauer: Handbuch des Umweltschutzes und der Umweltschutztechnik, Band 3
[2] Berufsgenossenschaft Rohstoffe und chemische Industrie: Ex-Schutz-Wissen: Welche Zoneneinteilung ist bei Inertisierung erforderlich https://www.bgrci.de/exinfode/ex-schutz-wissen/expertenwissen/mess-und-warngeraete/21-welche-zoneneinteilung-ist-bei-inertisierung-erforderlich/

¿Tiene preguntas o comentarios que compartir con nosotros?
* campos obligatorios