Suspensión

Una suspensión es una mezcla heterogénea de sustancias compuesta por un sólido fino disperso en un líquido. El sólido no se disuelve en el líquido, como sí sucede en una mezcla de sustancias compuesta por sal y agua.

Ejemplos de suspensiones

  • lodo de arena en el agua de mar
  • zumo de naranja
  • cerveza de trigo
  • sangre
  • hormigón o mortero
  • fluidos de perforación

¿Qué caracteriza a una suspensión?

Las suspensiones se segregan con el paso del tiempo por la acción de la gravedad. En tanques o depósitos, entre otros, el sólido se deposita en el fondo o sedimenta.

En el caso de partículas sólidas muy pequeñas (con un tamaño inferior a 1 µm), se forman suspensiones estables. El movimiento browniano hace que estas partículas permanezcan en el material suspendido, por lo que se separan muy lentamente del líquido o incluso no llegan a separase. A estos sólidos se les llama coloides.

Las centrífugas se utilizan para acelerar el proceso de sedimentación en una suspensión (por ejemplo, en la industria química). La fuerza centrífuga separa las partículas sólidas del líquido.

 

Fuente:

[1] Duden: Suspension, www.duden.de/rechtschreibung/Suspension, 05/2019

[2] Bundesverband Geothermie 05/2019: Suspension, www.geothermie.de/bibliothek/lexikon-der-geothermie/s/suspension.html, 05/2019

[3] Spektrum Akademischer Verlag: Suspension, in: Lexikon der Biologie, www.spektrum.de/lexikon/biologie/suspension/64838,1999  

¿Tiene preguntas o comentarios que compartir con nosotros?
* campos obligatorios